Han pasado nueve años desde que te fuiste y nunca más te vi…
Todavía tengo en mi mente las últimas palabras que te dije por teléfono
Y todavía recuerdo que eso me tranquilizó por mucho tiempo…

Y en su momento,
No sé si veías mucho de ti en mí,
No sé si veías poco de ti en mí,
Pero últimamente me río sin pensar y creo me parezco más a ti…

Y en su momento,
No sé si veías mucho de ti en mí,
No sé si veías poco de ti en mí,
Pero últimamente miro el horizonte para admirar lo que hay y creo me parezco más a ti…

Y en su momento,
No sé si veías mucho de ti en mí,
No sé si veías poco de ti en mí…
Pero últimamente me levanto más rápido ante los sucesos y creo me parezco más a ti…

Y en su momento,
No sé si veías mucho de ti en mí,
No sé si veías poco de ti en mí…
Pero si tengo ganas de escribir, eso te lo debo a ti…

Porque al final,
Me heredaste algo que siempre sentí
Y ese algo que siempre estuviste buscando
Y a tu manera, sé que fue encontrado…

Y ahora ese algo que sin saber me has heredado
Ese algo ahora lo estoy buscando
Que no me deja en paz
Y lo único que tengo que hacer para encontrarlo es dejar de pensar…

Y tal vez, cuando estuviste cerca a mí nunca te entendí…
O en el peor de los casos, no quise que fuera así…
Pero no quiero dedicar estas líneas para refrescar lo que en su momento no te di
Porque ahora, mi experiencia se apoya en tu timón
Y sé que el rumbo de cómo llevaste las cosas, fue el mejor

Y algún día, más adelante
Nos volveremos a encontrar
Para continuar la conversación que nunca pudimos terminar
Y darte las Gracias y volvernos a abrazar…

Y algún día, más adelante
Nos volveremos a encontrar
Para decirte que nunca dejé de caminar…
Y por eso encontré lo que tenía que encontrar

Y algún día, más adelante
Nos volveremos a encontrar
Con la diferencia que tendré otra edad
Pero será bueno para volver a empezar
Para volver a vivir, reír y jugar,
Y quién sabe, tal vez unas cervezas tomar…

Porque un día sabremos que siempre estuvimos cerca
Porque un día sabremos que nunca nos alejamos
Porque tu corazón ya formaba parte de mi corazón
Porque un día, el hijo en padre se convertirá y el padre a ser hijo volverá
Porque un día, ni tan cerca y ni tan lejos, sabré lo que es ser como tú, Papá…

Deja un comentario